martes, 16 de enero de 2018

La moda no cambia tanto como nos parece





La moda no cambia tanto como nos parece. Hay una gran parte de la industria que nos vende esa idea de cambio constante, que es una de las claves para que se mantengan la industria, pero a menudo esa oscilaciones son sólo cambios de colores, looks, formas,estilo... nos son cambios profundos.

Los modos de producción , las nuevas técnicas, materiales,, maquinaria y sobre todo, estrategias de venta y difusión. Internet está siendo fundamental para generar dinámicas nuevas de propagación de modas, globalizando tendencias y abriendo nuevos canales de venta, ofreciendo la posibilidad de sumar al discurso nuevas voces, etc. ésto último es interesante y esperanzador, pero aún su impacto 
es muy pequeño frente al poder avasallador de la publicidad, de los grande grupos de la industria textil.
Las posiblidades que abre internet son infinitas. Navegando por la red podemos conocer cómo se visten en países tan dispares como Nigeria o Australia, en que se fijan los cazadores de tendencias para confeccionar nuestra propia ropa, ver un documental de un diseñador de vanguardia, entrar en los talleres de las grandes marcas, ver los desfiles de las Semanas de la Moda de Milán, Londres, Paris, Nueva York o conocer en profundidad las reivindicaciones de quienes desuncían los abusos, injusticias laborales sobre los que se sostiene buena parte del sistema de la moda. Y aún más dar un paso adelante y formar parte de este diálogo abierto sobre quienes somos y cómo nos vestimos para expresarlo.

El futuro de la moda

En lo que respecta a las tendencias se suele dar la teoría del péndulo, es decir, oscilamos entre extremos, a una etapa de ropa minimalista le sucede un deseo de algo más barroco, a unos años en los que la ropa busca marcar las diferencias en el cuerpo masculino y femenino le sigue una etapa en que se tratan de suavizar ointercambiarse.Ésto seguirá sucediendo.
Todo apunta a que serán los nuevos materiales y los avances científicos en distintos campos los que transformarán nuestra ropa en  las próximas décadas. La aplicación de la nanotecnología a la elaboración de fibras que es una realidad. También la utilización de elementos luminiscentes , inteligencia artificial. Todo esto unido a la necesidad apremiante de un consumo más sostenible y ético, debería marcar el futuro de la moda y nuestra relación con ella. 

Ana Sal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los zapatos de Jimmy Choo de 4,3 millones $ para el mercado chino

  Los diseñadores de Jimmy Choo, Gènavant y Reggie Hung esperan atraer a los chinos de un por ciento con un par de tacones...