jueves, 2 de noviembre de 2017

Las subvenciones públicas y la participación en desfiles de moda controladas por unos pocos diseñadores

 La moda en España, como otros sectores es un coto cerrado, en la que  siempre desfilan los mismos, que son los gurus que dedicen quien o no  desfila, la Asociación de Creadores de Moda de España (Acme), una organización privada y sin ánimo de lucro, controla en nuestro país las ayudas públicas que reciben los diseñadores por participar en los desfiles. Presidida por Modesto Lomba, cuenta con 62 socios y año tras año no solo gestiona y distribuye las subvenciones que la Comunidad de Madrid otorga por la participación en la Semana de la Moda, la Mercedes-Benz Fashion Week,  en 2011 a un convenio con el Icex para canalizar también las subvenciones por la participación en las ferias internacionales, algo que se ha empezado a hacer ya en la de París, una de las más prestigiosas del mundo.






De acuerdo con las últimas cuentas públicas de Acme, las correspondientes al ejercicio 2015, la asociación recibió ese año subvenciones por un total de 384.229 euros. De esa cantidad, aproximadamente 335.000 euros es lo que se reparte después a los socios para la participación en los desfiles de Madrid. Y a eso hay que añadir las ayudas del Icex, alrededor de otros 65.000 euros por edición. El problema de fondo, según denuncian en el sector, es que Acme es un coto cerrado en el que resulta muy complicado entrar, por lo que el acceso a las ayudas está, por lo tanto, limitado a la decisión de unos pocos.
Aunque en su web dicen que para ser asociado hay que presentar una memoria, enviar una carta al presidente, firmada por dos asociados, haber presentado 4 colecciones y tener una marca.
Por votación en  asamblea se dedice su incorporación.
Actualmente, además de Modesto Lomba, forman parte de la junta directiva, entre otros, Roberto Torretta, Juan Duyos, Alma Aguilar o Helena Rohne.
Aunque la directora ejecutiva de Acme insiste en que "nosotros no decidimos en ningún caso quienes participan y quienes no en la asamblea de la moda, y las ayudas que damos son además muy pequeñas", lo cierto es que año tras año y edición tras edición, los diseñadores que desfilan en la Semana de la Moda de Madrid son siempre los mismos.
La moda de pasarela   en nuestro país siempre ha estado controlada por unos pocos, que son los que desfilan, reciben las subvenciones y viven más de ellas y de la publicidad y renombre que les da su participación, que de la venta de colecciones. No es cuestión de talento, formar parte de ese grupo, muchas veces, tiene que ver con no hacer competencia a otro diseñador, con relaciones personales.
En el camino se quedan diseñadores que tienen que abandonar su profesión o cerrar sus empresas, sino entran en ese club exclusivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bolsos de la colección de Soliloquy

Bolso  Soliloquy clutch al hombro de serpiente con tira rosa Bolso Brick Lane   mostaza de piel . Soliloquy Algunos de los bolsos ...