martes, 26 de septiembre de 2017

Pensar la moda. Primera Parte

Para escribir sobre un tema como este, procede empezar con una cita de Balzac "El que en la moda solo ve la moda es un necio". No le faltaba razón. El célebre escritor( que realizó un Tratado de la vida elegante para denunciar las modas y modos con que se vistió la llegada del capitalismo) no fue el único escritor que dedicó a varias horas a divagar sobre el tema que . según muchos, es un tema banal y frívolo. Mallarmé era el editor del folletín La Derniér Mode. Walter Benjamin le dedicó al vestir varios fragmentos de su Libro Pasajes. Roland Barthes estudió el lenguaje de las revistas de tendencias. Lo curioso de la moda es sin lugar a dudas, el epítome de lo efímero y cambiante y , sin embrago, todo lo que dijeron sobre ella filósofos y escritores sigue vigente. La moda cambia en la forma, eso es su naturaleza, pero parece que en el fondo los mecanismos sociales que la hacen posibles, siguen inmutables desde hace  mucho. Quizá sea porque la pregunta¿ por qué nos vestimos como nos vestimos? tiene más raigambre filosófica de lo que creemos.
el vestido abstracto. A finales de los 80, tres creadores japones,Miyake( en la imagen), Rei Kawakubo y Yamamoto triunfaron con propuestas radicalmente conceptuales cercanas a la filosofía. Desde entonces, la moda, trabaja las nociones de infinitud, progreso y arquitectura de un modo nuevo.
Pongámonos en la cabeza de un filósofo e intentemos responder a esta pregunta. "¿ Qué es la moda?". Tal vez la definición más ilustrativa sea la del semiólogo ruso Yuri Lotman: " La moda es un metrónomo cultural". Podemos saber, según él, como funciona la cultura y el momento en que vivimos analizando como vestimos. Parece una tesis arriesgada, pero echando un vistazo a la invención de ciertas prendas o  la silueta, entre otra muchas variables, nos damos cuenta que son la respuesta inmediata a fenómenos sociales concretos: de la estrechez de los corsés en tiempos de puritanismo del XIX al nacimiento del punto en la I Guerra Mundial pasando por la influencia de las tribus urbanas en los años de Guerra Fría. Todo en moda es reflexión estética del contexto en el que se crea.
Las tribus urbanas son un buen ejemplo: un grupo de individuos tiene una visión de la sociedad contraria a la establecida, defienden su estilo de vida alternativo. ¿Qués lo primero que hacen?. Instaurar su propia moda. Así lo hicieron los sans culottes de la Revolución Francesa, los hippies sesenteros o los punkies. De esa misma distinción hablaba otro de los pensadores de hace más de un siglo que  conserva intacta su vigencia. George Simmel  escribió  una Filosofía de la moda y la describió como un proceso dialéctico entre imitación y diferenciación. Seguimos ciertas tendencias para que el observador adivine nuestra clase social, nuestra profesión, nuestra ideología... A la vez como animales sociales que somos, necesitamos imitar el código de vestimenta del resto. Porque la moda es un mecanismo de reconocimiento" A mi la moda no me interesa" dirán unos , " yo paso, visto según mis gustos", dirán otros.Mentira. Puede haber gente más moderna o sofisticada y otra más pasota, pero si hacemos una prueba: miramos fotografías de hace 20 años y nos daremos cuenta de que ni locos nos pondríamos lo que llevábamos entonces. ¿ Es o no la moda cosa de todos?.
Gala con el sombrero zapato.De la unión de la visión más mística de Dalí y el hacer detallista de Schiaparelli surgieron piezas oníricas, pero totalmente funcionales.

1 comentario:

  1. La moda participa de la esencia y las características del arte:

    Defino el gran arte, como "expresión de la belleza acorde con el ethos (carácter, cultura) de un pueblo en un momento histórico dado, capaz de despertar sensaciones conmovedoras, sublimes o inefables".

    Por lo tanto, el arte, cambia con el tiempo y cambia con el espacio amoldándose a cada cultura. La moda, varía igualmente con el ethos del pueblo. Por definición detecta los cambios y los refleja más rápidamente.

    El arte no refleja el consenso social de lo que es bello. El gran arte nunca fue considerado bello cuando nació. La moda ha de detectar el consenso, sobre lo que es bello, e innovar conforme a ese parámetro.

    Moda sería el arte de detectar el ethos de un pueblo y crear diseños que lo refleje, al tiempo que innovando, plasme en ellas lo que por consenso se tiene por bello por primera vez.

    ¿Estás de acuerdo? No soy precisamente entendido en moda.

    ResponderEliminar

Bolsos de la colección de Soliloquy

Bolso  Soliloquy clutch al hombro de serpiente con tira rosa Bolso Brick Lane   mostaza de piel . Soliloquy Algunos de los bolsos ...