martes, 26 de septiembre de 2017

Pensar la moda. Primera Parte

Para escribir sobre un tema como este, procede empezar con una cita de Balzac "El que en la moda solo ve la moda es un necio". No le faltaba razón. El célebre escritor( que realizó un Tratado de la vida elegante para denunciar las modas y modos con que se vistió la llegada del capitalismo) no fue el único escritor que dedicó a varias horas a divagar sobre el tema que . según muchos, es un tema banal y frívolo. Mallarmé era el editor del folletín La Derniér Mode. Walter Benjamin le dedicó al vestir varios fragmentos de su Libro Pasajes. Roland Barthes estudió el lenguaje de las revistas de tendencias. Lo curioso de la moda es sin lugar a dudas, el epítome de lo efímero y cambiante y , sin embrago, todo lo que dijeron sobre ella filósofos y escritores sigue vigente. La moda cambia en la forma, eso es su naturaleza, pero parece que en el fondo los mecanismos sociales que la hacen posibles, siguen inmutables desde hace  mucho. Quizá sea porque la pregunta¿ por qué nos vestimos como nos vestimos? tiene más raigambre filosófica de lo que creemos.
el vestido abstracto. A finales de los 80, tres creadores japones,Miyake( en la imagen), Rei Kawakubo y Yamamoto triunfaron con propuestas radicalmente conceptuales cercanas a la filosofía. Desde entonces, la moda, trabaja las nociones de infinitud, progreso y arquitectura de un modo nuevo.
Pongámonos en la cabeza de un filósofo e intentemos responder a esta pregunta. "¿ Qué es la moda?". Tal vez la definición más ilustrativa sea la del semiólogo ruso Yuri Lotman: " La moda es un metrónomo cultural". Podemos saber, según él, como funciona la cultura y el momento en que vivimos analizando como vestimos. Parece una tesis arriesgada, pero echando un vistazo a la invención de ciertas prendas o  la silueta, entre otra muchas variables, nos damos cuenta que son la respuesta inmediata a fenómenos sociales concretos: de la estrechez de los corsés en tiempos de puritanismo del XIX al nacimiento del punto en la I Guerra Mundial pasando por la influencia de las tribus urbanas en los años de Guerra Fría. Todo en moda es reflexión estética del contexto en el que se crea.
Las tribus urbanas son un buen ejemplo: un grupo de individuos tiene una visión de la sociedad contraria a la establecida, defienden su estilo de vida alternativo. ¿Qués lo primero que hacen?. Instaurar su propia moda. Así lo hicieron los sans culottes de la Revolución Francesa, los hippies sesenteros o los punkies. De esa misma distinción hablaba otro de los pensadores de hace más de un siglo que  conserva intacta su vigencia. George Simmel  escribió  una Filosofía de la moda y la describió como un proceso dialéctico entre imitación y diferenciación. Seguimos ciertas tendencias para que el observador adivine nuestra clase social, nuestra profesión, nuestra ideología... A la vez como animales sociales que somos, necesitamos imitar el código de vestimenta del resto. Porque la moda es un mecanismo de reconocimiento" A mi la moda no me interesa" dirán unos , " yo paso, visto según mis gustos", dirán otros.Mentira. Puede haber gente más moderna o sofisticada y otra más pasota, pero si hacemos una prueba: miramos fotografías de hace 20 años y nos daremos cuenta de que ni locos nos pondríamos lo que llevábamos entonces. ¿ Es o no la moda cosa de todos?.
Gala con el sombrero zapato.De la unión de la visión más mística de Dalí y el hacer detallista de Schiaparelli surgieron piezas oníricas, pero totalmente funcionales.

viernes, 15 de septiembre de 2017

La moda, un sector clave de la "marca España"

 La Semana de la Moda de Madrid Mercedes FashionWeek Madrid se está celebrando estos días con el  reto de convertir a Madrid en una capital de moda de relevancia internacional.Mientras París, Nueva York, Milán y Londres siguen funcionando como faros de estilo, otras latitudes ofrecen la excitación de lo nuevo en un mundo que proclama individualidad en una marea de uniformidad, entre ellas Madrid.



España es líder en fast fashion con empresas como Inditex. Los franceses destacan por la alta costura, los italianos por el el pret-à-porter ,los americanos por el sportwear . Madrid intenta abrirse un hueco en ese escenario desde la individualidad.
El fenómeno de la moda ha cambiado mucho los últimos años y va a cambiar en los próximos apostando por conceptos como moda sostenible, slow fashion.

España tiene mucha creatividad y puede ofrecer el saber  hacer. Ha sabido construir moda e industria, conocimiento y maestría. La moda es un valor muy importante de la marca España que hay que utilizar más y mejor. Los franceses han sabido utilizarlo como forma de vender  el país y como motor económico. Los italianos en  los años 70 y 80 apostaron por su moda consumiéndola. Creyeron en su moda, no solo como concepto estético sino como sector económico y  lo difundieron por todo el mundo. A los españoles les falta el orgullo por un sector muy importante y que exporta mucho.

Desfile de Roberto Verino en Madrid
Desfile de Roberto Verino en Fashion Week Mdrid
España es líder en la fast fashion con Inditex y Mango, que a pesar de que no crean diseño y producen en países como Bangladesh, Marruecos, Vietnam, si  crean tendencia . Hay que pensar en ellas desde el punto de vista que aportan una imagen positiva del país. 


 Desfile de MANEMANÉ
En la moda ha habido varias revoluciones significativas. Primero fue la alta costura, después el pret-à-porter y luego la fast fshion. La próxima revolución puede ser la slow fashion, la moda sostenible.

De todas maneras hay que pensar que la moda es sostenible tanto económica como ecologicamnete . Cuando hablamos de diseño hablamos de sostenibilidad ecológica: ese traje de Balenciaga que compró nuestra abuela , después se lo ha puesto mi madre y ahora la usamos nosotras. El diseño, la cretividad, lo bien hecho no pasa de moda, dura generaciones, la tendencia si.


martes, 5 de septiembre de 2017

Colección azul de Soliloqui en otoño-invierno 2017



En la nueva temporada Soliloqui  y su nueva marca  1por1 apuesta   por dos estilos diferentes en sus colecciones, incorporando los pañuelos que completan el look  de los bolsos
Este otoño la artesanía tiene un lugar protagonista en las colecciónes . La artesanía retoma sus inicios con todo tipo de prendas desestructuradas que utilizan tejidos como la lana o el tweed y técnicas como el patchword.

El azul oscuro uno  de los colores protagonista de esta temporada cobra protagonismo en nuestras colecciones de bolsos y pañuelos.

El clásico bolso bandolera de nuestra marca Sahara  en piel en color azul oscuro con un toque vintage
Bolso SAHARA de piel genuina
Pañuelo con motivo  jacquard  en azul y mostaza.50% lana, 50% algodón

Pañuelo con motivo jacquard en azul,rosa y beige, 50% lana y 50% algodón.


Bolsos de la colección de Soliloquy

Bolso  Soliloquy clutch al hombro de serpiente con tira rosa Bolso Brick Lane   mostaza de piel . Soliloquy Algunos de los bolsos ...