El empoderamiento femenino

   
  Una mujer emponderada es una mujer auténtica, real, que no imita modelos ni aspira a la perfección. Una mujer que con su atrevimiento, pasión y trabajo construye sus sueños, que no es otra cosa que su propio éxito. Decide con independencia de criterio, libre de estereotipos y es coherente con sus valores y principios, al coste que sea.
Solo el 1% de la riqueza mundial está en manos de las mujeres. El 70% alguna vez en su vida sufrió algún tipo de discriminación o 9 de cada 10 jóvenes españolas es víctima de violencia de género. Seamos conscientes o no, para las mujeres el empoderamiento más que un derecho, ha de ser una obligación
Las mujeres en las últimas décadas llevábamos un ritmo de ascenso a posiciones de liderazgo constante, sin embargo, en los últimos años, especialmente en los de crisis, las mujeres nos hemos estancado en las posiciones, ¿Qué factores externos frenan la carrera profesional de las mujeres?Hemos ido desapareciendo y ocupando cada vez más trabajos a medio tiempo, sin continuidad o engordando las filas del desempleo. Cuando las crisis arrecian, las mujeres retroceden, se acentúa la brecha y se intensifican los efectos de una cultura donde la mujer juega un papel secundario. Techo de cristal, suelo pegajoso, corresponsabilidad, horarios imposibles, brecha salarial, y una nueva pobreza femenina, la de mujeres más preparadas que nunca y que sus pares masculinos, fuera del mercado laboral
Uno de los frenos al desarrollo del talento femenino es el llamado muro de cemento o muro autoimpuesto, causas que se ponen las propias mujeres (por si no tuviéramos bastantes) que frenan su desarrollo. Viene motivado por decisiones personales, casi siempre derivadas del miedo, las dudas sobre la propia capacidad, los altos niveles de autoexigencia, o el conflicto de valores ante el dilema de elegir seguir su desarrollo profesional y la atención a su familia. Para muchas mujeres es devastadora esa lucha interna. En este núcleo interno e intangible es donde se centra y gesta el proceso de empoderamiento como solución a conflictos que marcan todas sus decisiones, logros y nivel de satisfacción.
 Las mujeres no deben tener poder sobre los hombres, sino sobre sí mismas y como dice Simone de Beauvoir, más importante, llegar a serlo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lavin en H&M

White Milano

PUNK como tendencia de moda en la primavera-verano 2013