lunes, 5 de enero de 2015

Cómo se visten las mujeres políticas

"Las mujeres que buscan ser iguales que los  hombres carecen de ambición"  Thmothy Leary

La incorporacion de la mujer a la política es una realidad:  Angela Merkel, canciller de Alemania, Hilary Clinton, secretaria de Estado de EEUU, Dilma Rouseff, presidenta de Brasil,Cristina Kirchner, presidenta de Argentina, Soraya Saenz de  Santamaría, vicepresidenta del Gobierno de  Españ, Rosa Díez, Líder de UPyD. la imgen del gobernante fue creada por el hombre y el uniforme político, por tanto, responde únicamente y expresamente a ellos. Porque si la imagen de un representante público debe obedecer , además de a la cercanía, a la seguridad- socialmente representada por la fortaleza varonil-y a la seriedad ¿ cómo puede encajar una mujer en un sistema tan hermético.
Rosa Díez, líder de UPyD. siempre ha sido un política arriesgada, moderna y con un look innovador  usando corbata y botas altas

Las mujeres políticas han encontrado dos formas de enfrentarse al problema: 1) intentar pasar desapercibidas como Angela Merkel,  Michel Bachelet , en nuestro país Soraya Saenz  de Santamaría  o 2) reivindicar el vestuario femenino como Cristina Kirchner, Yulia Tymoshenko, ex primera ministra de Ucrania, Ségolène Royal, candidata  socialista francesa .Ambas opciones son válidas mientras la protagonista se sienta capaz y confiada con susu estilismos y pueda trasmitir esa impresión a sus electores. Sea cuál sea la opción que tome se la juzgará. Si la mujer política acepta imitar el patrón masculino, estará abandonado su papel en la sociedad y lo que se les exige ser jóvenes ( en detrimento de la seriedad) y sensibles ( en detrimento de la seguridad; si, en cambio, apuesta por un look femenino, no estará cualificada para el puesto porque no va adecuadamente vestida. El único recurso que le servirá para no ser criticada negativamente es controlar cada toma de decisión sobre su aspecto y vestuario para que refuerce su gestión pública pero nunca la eclipse.
Cristina Kirchner con su larga melena, y su gusto  por las marcas de lujo lejón de la discrección que se exige a una primera dama

La  Mujer política , igual que el hombre político, no puede llevar cualquier estética. Hay una serie de normas básicas que ni ellos ni ellas pueden obviar para que su imagen resulte positiva  a una mujer no se le recomienda mostrar el escote, pero a un hombre no se le permite desabrocharse más de dos botones de la camisa.
La evolución de la moda dentro del microuniverso político no ha avanzado al mismo tiempo que en el resto del conjunto de la sociedad. Por  eso, si al hombre se le impide que abandone la corbata, a al mujer se le recomienda que disimule su condición de fémina. Cada vez que aparecen colores, maquillajes, joyas, bolsos, tacones o cualquier elemento que no pertenezca estrictamente  al uniforme político imperante se valora como una revolución, una amenaza.

Soraya Saenz de Santamaría sorpendión con este posado para el mundo apaareciendo como  una mejer sensaul que contrasta con su habitual look serio y formal


No llamar la atención

En comparación con el de la mujer , el gris uniforme masculino recibe  mucho menos atención por parte de la opinión pública. Desde su creación, el traje masculino- invariable en color y forma- persigue ese mismo cometido : pasar desapercibido y resaltar así el pensamiento. Por el contrario el rico y novedoso- no común en el campo de la política es facilmente advertido y recconocido. " En vez de interesarse por las propuestas que hacemos, en lo primero que se fija la gente es en cómo vas vestida. ¡ Pero si los hombres se gastan mucho más que nosostras en ropa. Los trajes de mis compañeros políticos son mucho más caro!", reflexionaba sobre este asunto oportunamente Trinidad Jiménez, ex Ministra y actualmente Diputada.
Por otra parte, a diferencia del vestuario masculino, las prendas de estilismo de una mujer suelen ser fáciles de  reconocer. Más aún cuando hablamos de joyas o cuando se trata de bolsos....  Las políticas de habla inglesa como Margaret Thatcher, Hilary Clinton, Condoleezza Rice se pirran por los Salvatore Ferragamo, las latinas y europeas por los modelos franceses de Hemès o Louis Vuitton. Aunque las mujeres del ejecutivo español  suelen utilizar, además de la cartera de ministra, otro bolso para sus pertenencias personales, algunos expertos desaconsejan dicha práctica, ya que envía un mensaje contradictorio de doble identidad. Lo más conveniente es optar por modelos discretos, no tan identificables como los must de la temporada, por lo menos, que no lleven tatuado el logo de la marca por todas partes. También los bolso XXL resultan más funcionales y sugieren mayor actividad. Pese a que las mochilas que lucen el Jorge Moragas, Asesor de la Presidencia de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez líder del PSOE puedan perseguir tal objetivo, siempre se considera más maduro y serio el uso de un bolso adulto.
Por último no hay que pensar que hay un vestuario para política conservadora y política progresista.
Pero  las diferenciaas entre el estilismo de una política de izquierdas y de derechas está marcado por el uso del color, el pelo, el maquillaje y la utilización de unas prendas u otras.

En próximos post seguiré hablando de Política y Moda, del estilismo de las políticas y políticos. El significado de llevar una determinada prenda , color, complemento. Si están bien o mal asesorados. Analizando sus looks, examinado   su fondo de armario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bolsos de la colección de Soliloquy

Bolso  Soliloquy clutch al hombro de serpiente con tira rosa Bolso Brick Lane   mostaza de piel . Soliloquy Algunos de los bolsos ...