Moda sostenible como tendencia en alza

La tendencia de no tirar nada  está imponiéndose en el sector de la moda  en los últimos años como reacción a un sector que impone cambios constantes .
La moda es  cada vez más efímera. las masas compran moda en el menor tiempo posible. este fenómeno se acuña con el término " Fast Fashion". Este término engloba la moda que se vende inmediatamnete en las tiendas después de los desfiles de las pasarelas internacionales y que inmediatamente se sustituyen en la siguiente temporada.
esto implica, que el principio que sigue la industria de la moda es que el cliente tire constantemente ropa para comprar otra.
Pero este hecho tiene consecuencias que se observan en países como China, India, Bangladesh  dónde los trabajadores  reciben sueldos muy bajos bajos y en condiciones indignas.
Hechos como el incendio en una fábrica textil  de Bangladesh, han atraído la atención sobre las condiciones  miserables en que trabajan y el uso de productos químicos  tóxicos qu emplean produciendo para marcas internacionales
Greenpeace aletra de la cantidad de toneladas de ropa que se tira en los países desarrolados.Según la organización ecologista Greenpeace, tan sólo en Alemania se desechan cada año unos 1.500 millones de prendas, que en su mayoría se tiran a la basura.
se ha abierto una nueva tendencia cuya filosofía es defender el consumo responsable y la responsabilidad social Slow Fashion . Esta nueva tendencia ya se ha manifestado en el sector de la alimentación Slow Food y ahora llega a la moda. Un ejemplo es la cadena de moda H&M que recupera la ropa usada para ser reutilizada. a cambio el cliente recibe un descuento para su próxima compra.

También se vuelven a poner a la venta prendas bien conservadas. Esta tendencia se llama "recommerce", un neologismo que combina las palabras "recycling" y "commerce" (reciclaje y comercio). Las piezas bien conservadas se intercambian o se venden a terceros. Es cierto que desde hace tiempo existen rastros y tiendas de segunda mano. Sin embargo, Internet ha simplificado el comercio de productos de segunda mano y está convirtiendo el comercio de moda duradera en un fenómeno de masas.
Otra de las opciones es el "swapping", que significa trueque. Además de fiestas de "swapping", donde los participantes intercambian ropa usada disfrutando de una tapa y una copa de cava, hay bolsas de intercambios especialmente dedicadas a la ropa, como www.swapstyle.com.

El "upcycling" va aún más lejos: la marca redesign  convierte telas vintage y ropa usada en nuevas prendas. "Nosotros también indicamos las horas de trabajo que requieren nuestras prendas para crear consciencia sobre lo que significa fabricar a mano y no con máquinas industriales", dice la fundadora de redesign, Christina Schelhorn. "No es necesario tener mucho de todo, sino que basta con tener poco de algunas cosas. Es suficiente para una buena vida"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lavin en H&M

White Milano

PUNK como tendencia de moda en la primavera-verano 2013