martes, 23 de julio de 2013

Tye die psicodélico en la alta costura

El tie dye es prueba de que en la moda todo vuelve. El término proviene de la unión de dos palabras: Tie (atar) y dye (teñir). El resultado de esta técnica para teñir telas naturales que consiste en anudarla en varios puntos antes de sumergirla en el tinte o en lejía para desteñirlo es un batiburrillo de formas geométricas irregulares, es decir, garantía asegurada de un aspecto casual, desaliñado y muchas madres dirían que "churretoso". Pero como las madres no suelen ser grandes gurús de moda, las mejores firmas del planeta se han lanzado de lleno a usar este estampado en sus prendas, pero también los mejores estilistas en las cabezas de las más atrevidas y, ahora, incluso en sus uñas.
Esta técnica data en realidad de la antigüedad, pues se sabe que los egipcios utilizaban telas teñidas para la momificación, pero también hay rastros en fechas inmemoriales de estampados en la India, China, Perú, México, Grecia y Roma.


Uñas 'tie dye'. / YOUTUBE
Uñas 'tie dye'. / YOUTUBE
Pero en el mundo occidental y en la edad moderna, ese estampado que hace aguas en colores imposibles de combinar entre sí, con espirales que llevan a la psicodelia, ha estado unido a menudo con el estilo playero y estival y, un poco -para qué negarlo- "de mercadillo". Seguramente por el componente hand made del que deriva. Sin embargo, el tye die se ha vestido de largo esta temporada. Los diseñadores más de moda han decidido apropiarse de la técnica de arrugar, plegar o doblar la tela para sumergir las prendas en cubas de tintura. El fenómeno ha prendido con tanta profusión que ha llegado al cuero, la lencería, los bolsos, la decoración e, incluso, a las melenas más in y las manos más cuidadas.
Encontrar un sólo origen es complicado, pero parece haber consenso en que los culpables son Lázaro Hernández y Jack McCollough, el duo de Proenza Schouler, que por tercer año en la última década se han llevado el premio del prestigioso Council of Fashion Designers of America (CFDA). Desde sus comienzos en 2002, la pareja lanzó a las calles de Nueva York ideas vanguardistas junto a ya clásicos como su bolso PS1, que las famosas se arrancan literalmente de las manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bolsos de la colección de Soliloquy

Bolso  Soliloquy clutch al hombro de serpiente con tira rosa Bolso Brick Lane   mostaza de piel . Soliloquy Algunos de los bolsos ...