El arte impresionista y la moda se darán cita este otoño en un gran museo de París, el de Orsay, donde hasta el próximo enero podrá verse una exposición que hoy presentaron sus comisarios y organizadores, entre ellos Guy Cogeval y el director de ópera y escenógrafo Robert Carsen. )
La primera exhibición de arte y moda en un gran museo nacional francés reunirá 60 obras maestras de grandes pintores como Manet, Monet, Renoir, Degas y Caillebotte, medio centenar de conjuntos de época femeninos y 20 masculinos, subrayaron sus promotores.
"Es un encuentro que parece evidente y fatal pero que nunca se hizo", el de los grandes cuadros de la tradición impresionista y ese periodo que vio nacer los fenómenos de moda, dijo a Efe el presidente del Museo de Orsay, Guy Cogeval.
El Segundo Imperio francés (fundado en 1852 por el todavía presidente de la II República e inminente emperador Napoleón III) "vio nacer las revistas de moda, el interés por la moda y la evolución muy rápida de las modas", de las que los impresionistas hicieron inventarios absolutamente perfectos, agregó Cogeval.
La exposición "L'Impressionnisme et la Mode" será el medio de mostrar "que, finalmente, los impresionistas se interesaron en la moda y fueron grandes mundanos", destacó el presidente de Orsay y uno de sus comisarios.
"No nos esperábamos eso", se dijo demasiado que los impresionistas se interesaban en los paisajes, en el mundo campesino, en la actividad de las ciudades, "pero también se interesaron en la manera de vestirse de las mujeres, en la elegancia femenina y también en la elegancia de los hombres", añadió.
Es normal" que se estrene en París, pues es "el país de la moda y el país del impresionismo", dos de los grandes genios de la cultura francesa, "por una vez reunidos", celebró Cogeval.

El director canadiense Robert Carsen consideró todo un desafío reflexionar sobre "una escenografia, o puesta en escena", que diera vida conjunta a vestidos y cuadros, y captase su diálogo gracias un recorrido estimulante y revelador.
"Se siente la sociedad en la que vivieron los trajes y los cuadros, hay una presencia de la historia social", y eso era importante tenerlo en cuenta para crear los espacios, las atmósferas, las luces, las materias, explicó a Efe Carsen, quien confesó "perder el sueño" con la elección de los colores.
Razón por la que añadió en algunas salas papel pintado de época, "estampado a mano como se hacía en los siglos XVIII y XIX", dijo.
Por su parte, el responsable de mecenazgo Jean-Paul Claverie, consejero del presidente de LVMH, Bernard Arnault, mecenas de la operación, subrayó la "importante implicación" del grupo francés, líder mundial del lujo.
"Nuestro objetivo es permitir a una exposición alcanzar sus máximos científicos", que los artistas y comisarios lleven su sueño "lo más lejos posible, con el mínimo de trabas financieras y técnicas", explicó Claverie quien precisó que en materia de mecenazgo nunca se habla de dinero, sino que se da "la palabra al sueño".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lavin en H&M

White Milano

PUNK como tendencia de moda en la primavera-verano 2013