La moda española exportó por 12.483 millones en 2011, un 11,5% más, y creció fuera de la zona euro


La moda española ha conseguido crecer a pesar de la crisis y de la caída de la demanda interna gracias a las exportaciones, que en 2011 aumentaron un 11,5%, especialmente en mercados de fuera de la zona euro, hasta alcanzar los 12.483 millones de euros.
Según recoge el "Informe económico The Brandery de la moda en España 2012", un exhaustivo estudio que recoge las principales magnitudes del sector textil (industria, confección y calzado), las ventas crecieron de forma especialmente significativa en mercados de fuera de Europa, como Arabia Saudí (34,7 %), Japón (34,2 %), Venezuela (32,4 %) o México (19 %).
En Francia, principal mercado del textil español, la demanda aumentó un 9,1 %, hasta los 2.025 millones de euros, mientras que en Portugal, segundo destino de las exportaciones nacionales, las ventas se incrementaron un moderado 0,7 %, hasta 1.436 millones, situándose ligeramente por delante de Italia.
El informe, editado por el salón de moda urbana The Brandery y elaborado por el portal Modaes.es, muestra que las empresas textiles españolas no sólo han apostado por la internacionalización, sino que han sido capaces de diversificar sus mercados de destino, más allá de la zona euro.
"El sector de la moda se ha convertido en un modelo a seguir para salir de la crisis, al apostar por la creatividad, la innovación y las exportaciones", ha explicado hoy el director de The Brandery, Miquel Serrano, durante la presentación del informe.
u autor, el periodista Christian De Angelis, ha destacado que "la moda española se ha posicionado en el mundo de forma importante", más allá de los grandes grupos del sector, como Inditex, Mango o Desigual, y que ha conseguido entrar en mercados emergentes, reduciendo así su dependencia de los cinco mercados tradicionales, como han sido Francia, Italia, Portugal, Alemania y Marruecos.
Uno de los factores que explica la buena evolución de las exportaciones es el auge del comercio electrónico.
En 2011, la venta de ropa a través de Internet alcanzó los 353,5 millones, casi un 72 % más que en 2010, mientras que la de calzado sumó otros 43 millones de euros, lo que supone un alza superior al 36 %.
De Angelis ha recordado que las prendas de vestir constituyen ya el quinto producto más vendido en Internet y un alto porcentaje de estas ventas (un 43 % de la ropa y un 74 % del calzado) tienen como destino el extranjero.
Más allá del apogeo del comercio electrónico, el sector de la moda está viviendo un "cambio de paradigma" con la eclosión de nuevos canales de distribución, como son los 'outlet' -venta de ropa fuera de temporada- o los grandes supermercados.
"Los hipermercados también se están convirtiendo en proveedores de ropa y calzado para las familias españolas: en nueve años han aumentado 5,9 puntos su cuota de mercado, hasta concentrar un 22,9 % de las ventas", indica el informe.
Otro de los datos que revela el documento es la pérdida de importancia relativa de la moda en el gasto de las familias como consecuencia de la caída de los precios y la crisis.
Así, si en 2002 estas partidas suponían prácticamente el 10 % de la cesta de la compra, en 2011 este porcentaje se redujo al 8,6 %.
Además, la moda es un sector deflacionista y desde 2003 vestido y calzado se han encarecido "muy por debajo" del IPC. En concreto, los precios de la ropa femenina han subido menos que la de los hombres.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lavin en H&M

White Milano

PUNK como tendencia de moda en la primavera-verano 2013