martes, 16 de enero de 2018

La moda no cambia tanto como nos parece





La moda no cambia tanto como nos parece. Hay una gran parte de la industria que nos vende esa idea de cambio constante, que es una de las claves para que se mantengan la industria, pero a menudo esa oscilaciones son sólo cambios de colores, looks, formas,estilo... nos son cambios profundos.

Los modos de producción , las nuevas técnicas, materiales,, maquinaria y sobre todo, estrategias de venta y difusión. Internet está siendo fundamental para generar dinámicas nuevas de propagación de modas, globalizando tendencias y abriendo nuevos canales de venta, ofreciendo la posibilidad de sumar al discurso nuevas voces, etc. ésto último es interesante y esperanzador, pero aún su impacto 
es muy pequeño frente al poder avasallador de la publicidad, de los grande grupos de la industria textil.
Las posiblidades que abre internet son infinitas. Navegando por la red podemos conocer cómo se visten en países tan dispares como Nigeria o Australia, en que se fijan los cazadores de tendencias para confeccionar nuestra propia ropa, ver un documental de un diseñador de vanguardia, entrar en los talleres de las grandes marcas, ver los desfiles de las Semanas de la Moda de Milán, Londres, Paris, Nueva York o conocer en profundidad las reivindicaciones de quienes desuncían los abusos, injusticias laborales sobre los que se sostiene buena parte del sistema de la moda. Y aún más dar un paso adelante y formar parte de este diálogo abierto sobre quienes somos y cómo nos vestimos para expresarlo.

El futuro de la moda

En lo que respecta a las tendencias se suele dar la teoría del péndulo, es decir, oscilamos entre extremos, a una etapa de ropa minimalista le sucede un deseo de algo más barroco, a unos años en los que la ropa busca marcar las diferencias en el cuerpo masculino y femenino le sigue una etapa en que se tratan de suavizar ointercambiarse.Ésto seguirá sucediendo.
Todo apunta a que serán los nuevos materiales y los avances científicos en distintos campos los que transformarán nuestra ropa en  las próximas décadas. La aplicación de la nanotecnología a la elaboración de fibras que es una realidad. También la utilización de elementos luminiscentes , inteligencia artificial. Todo esto unido a la necesidad apremiante de un consumo más sostenible y ético, debería marcar el futuro de la moda y nuestra relación con ella. 

Ana Sal

sábado, 13 de enero de 2018

Las ventas minoristas del sector en el mercado español e italiano se estancaron en 2017, frente al aumento enFrancia, Alemania y, sobre todo, en Reino Unido.




¿ Por qué quiero vender fundamentalmente mi marca en Reino Unido y Alemania?. Analizando los datos de ventas del sector en 2017, que  siguen  la tendencia de los últimos años encuentro al respuesta.

La brecha norte-sur se agranda en el comercio de moda en Europa. De entre las cinco principales economías del continente, España e Italia fueron los únicos países en los que las ventas del sector registraron una evolución plana en 2017. En cambio, Francia, Alemania y, sobre todo, Reino Unido, nadaron a contracorriente y, previsiblemente, cerrarán el año con alzas situadas entre el 2% y el 5%.

El clima inusual o adverso, la concentración de las ventas en periodos de rebajas o jornadas de descuentos y, en algunos casos, la incertidumbre política, fueron algunos de los detonantes que marcaron el devenir del sector en meses concretos del año.

En términos generales, las fuertes subidas de las ventas que experimentó el comercio de moda en Francia, Reino Unido y Alemania en septiembre (a doble dígito) y en noviembre, con el Black Friday, consiguieron compensar las caídas aisladas de la facturación en algunos meses anteriores.



Reino Unido se alzó como la única de las cinco economías analizadas en las que la evolución de la facturación del comercio se elevó mes a mes entre enero y noviembre de 2017, a falta de conocer los datos del mes pasado. Sin embargo, el sector del país registró una fuerte desaceleración en junio y julio del año pasado, cuando las ventas se incrementaron sólo un 0,3% y 0,9%, respectivamente.
 El gasto en productos textiles, ropa y calzado en el país creció un 5,2% en noviembre respecto al mismo mes del año anterior, según los últimos datos hechos públicos por la Office for National Statistics.

La bajada del ritmo coincidió con la celebración de las elecciones en Reino Unido, en las que la primera ministra Theresa May revalidó su victoria, aunque perdió la mayoría absoluta antes de la negociación del Brexit. Asimismo, la inflación británica anotó en junio su primera caída desde octubre de 2016, situándose al 2,6%.

En Alemania, la primera economía de Europa, el comercio de moda ha tenido una evolución muy desigual a lo largo del año. El sector inició 2017 con un alza en las ventas de sólo el 0,4% en enero, para luego caer un 2,4% en febrero, según datos del Statistischen Bundesamtes (Destatis). Aunque marzo cerró en positivo con un ascenso del 5,1%, al mes siguiente el sector redujo su facturación otro 4%.

Entre mayo y agosto, el comercio alemán de moda tuvo una racha alcista, que elevó las ventas entre un 0,9% y un 5,6%. La buena evolución se afianzó en septiembre, mes en el que el sector disparó su facturación un 19,8%, su mayor alza en lo que va del año. En octubre, el comercio de moda en Alemania cambió radicalmente de signo, con un desplome del 10,7%, que fue compensado por un impulso del 11% en noviembre.


 La evolución de las ventas del comercio de moda en Francia siguió un patrón similar al alemán. El sector inició mal el año, con un retroceso de la facturación del 6,5% en enero, según datos del Institute Français de la Mode (IFM). Posteriormente, las caídas se repitieron en abril (-0,8%), junio (-8,8%) y octubre, siendo esta última la más aguda, del 13,4%. Cerraron noviembre con un incremento del7.3%
España, por su parte, es el único país de los cinco analizados en los que ya se dispone de datos oficiales para todo el año pasado. El comercio de moda en el país finalizó el ejercicio en plano. Hasta octubre, el acumulado anual del sector fue negativo, según los datos actualizados recogidos por El Comercio Textil en Cifras, elaborado por la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex). Sin embargo, gracias a las subidas de las ventas registradas en noviembre (2,7%) y diciembre (0,8%), el comercio consiguió evitar teñirse de rojo.

El comercio de moda en Italia también se jugó el devenir del año en diciembre, del cual aún se desconocen los datos de evolución de las ventas. Hasta noviembre, la marcha del sector había sido peor al de los comerciantes españoles, dado que la subida de las ventas más elevada en todo el año fue del 3,6%, correspondiente al pasado septiembre, según datos recopilados por el Istituto Nazionale di Statistica.


Sin embargo, las ventas del comercio italiano en enero, abril, agosto y octubre fueron a la baja, hecho que provocó, junto al estancamiento de la facturación de febrero y la pírrica subida de julio, que el acumulado anual fuese plano

El clima: elemento de volatilidad en todo el continente
Estos cinco países experimentaron, no obstante, evoluciones similares en meses concretos del año. Por ejemplo, la facturación del comercio de moda cayó fuertemente en octubre de 2017 en España (-12,3%), Francia (-13,4%), Italia (-3,6%) y Alemania (-10,7%). Reino Unido fue la única de las cinco principales economías del continente que cerró el décimo mes en positivo, aunque con un alza interanual del 1,4%.

El impacto de una climatología adversa fue clave en la evolución de las ventas del inicio de la campaña de invierno. Según datos del ECMWF Copernicus Climate Change Service, octubre de 2017 fue el más cálido que el promedio de 1981-2010. En el caso de la Península Ibérica, las temperaturas máximas fueron cuatro grados centígrados superiores de media al promedio del mes en general

 

domingo, 7 de enero de 2018

Los nuevos hábitos de consumo que marcarán las tendencias de la moda mundial en 2018




Las ventas online serán uno de los factores determinantes de la moda durante el 2018, según un informe  que prepararon la consultora  Mckinsey y el sitio webespecializado en moda Business of Fashion.
sitio
Tan importante como estos nuevos  hábito de consumo como el avance de los mercados emergentes y los profundos cambios que está experimentando el sector.
Según esta investigación, las tendencias que marcarán el 2018 estarán impulsadas por la dinámica de la economía global, por los cambios en el hábito de consumo y por las características del propio sistema.
El primer factor que marcará estas tendencias es la macroeconomía global, en la que los mercados occidentales han perdido su fortaleza. El crecimiento económico se está desplazando a los mercados emergentes del Este y Sur.
Según Mckinsey Fashion más la mitad de las ventas de calzado y ropa se harán fuera de Europa y América del Norte.
El segundo aspecto a tener en cuenta está relacionado con el consumidor y sus cambios de hábito a la hora de exigir y comprar.
En este sentido, el hecho que un comprador tradicional usa cada vez más internet para comprar hace prever que este canal crecerá aún más.
Al mismo tiempo, los clientes se vuelven más exigente, por lo que compañías como Amazon o Alibaba aumentan su nivel de respuesta, especialmente las empresas de moda que aspiran a ofrecer una experiencia más premium y original.
Hoy en día , los consumidores de moda esperan una respuesta inmediata porque  se están habituando a tiempos de entrega cada vez más rápidos.



En Filipinas, Brasil, EmiratosÄrabes Unidos pasan más de tres horas al día en esas plataformas.
Esto tiene un profundo impacto en la moda, ya que las decisiones de compra están relacionados con las redes, evaluaciones online y con los influencers que exhiben sus mundo en ellas.
Además, los consumidores son cada vez menos fieles a una marca:dos tercios de los milennials están dispuestos a cambiar si otra marca le ofrece un descuento del 30%.

Muchas empresas del sector están experimentando una caída de ventas en las tiendas físicas.
En este sentido, el cambio digital golpeó con más fuerza que en otros:por ejemplo:las ventas en los grandes almacenes de Estados Unidos disminuyó drásticamente en los últimos años y se espera que aumenten los cierres de centros comerciales.
La industria de la moda es atravesada permanentemente por  modelos comerciales innovadores, que van desde servicios de suscripción basados en las preferencias del consumidor, hasta starups de economía compartida como Villagedeluxe, en las que el cliente puede alquilar sus prendas de diseño para financiar su próxima compra.
Las ventas del sector tradicional de la " fast fashion", es decir , la moda rápida como Zara, H&M, crecieron un 20% en los últimos tres años y los nuevos actores online de ese concepto van ganando terreno.
Esta¨necesidad de velocidad"está impulsada en parte por las redes sociales que llevan las tendencias de moda a más consumidores a un ritmo más vertiginoso que en el pasado.

viernes, 5 de enero de 2018

Colaboraciones significativas en el mundo de la moda de bolsos en 2017


Louis Vuitton


Louis Vuitton ha protagonizado dos de los grandes éxitos en el mundo de la moda este año. La firma francesa ha estado en boca de todos con la nueva línea de bolsos, carteras y foulards que ha diseñado junto a Jeff Koons y que adoptan el nombre de Masters. Lo que tienen de especial estos accesorios y que han atraído tantas miradas es que en ellos se representan obras de arte desde Ancient Rome de J. M. W. Turner, o La Gioconda de Leonardo Da Vinci, hasta The Tiger Hunt de Rubens y Water Lilies de Monet. Por otro lado, una colección que ha cosechado éxitos ha sido la que ha fusionado el streetwear de Supreme con el lujo de Louis Vuitton, y que ha dado como resultado unas prendas muy Pop Art.



Judith Leiber X Alexander Wang


El minimalismo de Alexander Wang y las minaudières de Judith Leiber se han unido para crear una única pieza en esta colección. Se trata de un clutch en forma de fajo de billetes de 100 dólares formado por 10.263 cristales de Swarovski. Esta exclusiva pieza fue diseñada para la colección de primavera-verano 2018 de Alexander Wang y solamente hay 20 en el mundo. El it bag del momento se ha agotado rápidamente pero algunas celebridades como Beyoncé, Rihanna, Kim Kardashian o Nicki Minaj ya se han dejado ver con él en público.




sábado, 18 de noviembre de 2017

Bolsos de la colección de Soliloquy

Bolso  Soliloquy clutch al hombro de serpiente con tira rosa
Bolso Brick Lane   mostaza de piel . Soliloquy

Algunos de los bolsos que forman parte de mi nueva colección Soliloqui, de venta en  mi tienda on line https://es.dawanda.com/mydawanda  de venta en España y Alemania.
Pronto disponibles en Amazon y en mi tienda on line
Bolso  Candem bandolera de ante y tela de colección Soliloquy
Monedero de piel de potro. Soliloquy


viernes, 17 de noviembre de 2017

La Unión Europea apoyará al sector de la moda


Tras cuatro años de reuniones y trabajo, una treintena de asociaciones de moda concretan en Bruselas las bases de Federación de Moda Europea, una estructura única y permanente que favorezca la movilidad de los diseñadores y los profesionales de la industria con el apoyo de la Unión Europea.
Los preparativos tienen lugar en el marco de las actividades de cuarta edición de la Madifesto – Cumbre de Moda Europea, que organiza ayer y hoy la plataforma MAD, responsable de promocionar el diseño y la moda belga





Este colectivo, que facilita la relación entre empresas y creadores, está en el origen de la iniciativa europea junto al Instituto de Moda Danés, Modalisboa y la Federación de Moda Báltica.“Creemos que esta cooperación entre institutos de moda europea y organizaciones representa un primer paso hacia algo más estructurado que podría tener un potencial efecto en el mercado europeo y en la moda, y en la forma en la que los creadores podrán trabajar en el futuro”, señaló Barbara Gessler, directora de la unidad Creative Europe, que abrió la jornada de ponencias.El proyecto, que será apoyado con 2.3 millones de dólares, pretende además impulsar el diálogo entre los distintos agentes de la industria (diseñadores de renombre pero también los artesanos, los distribuidores e incluso las escuelas de moda), y reforzar el intercambio de información sobre últimas técnicasTambién la propagación del “saber hacer” y la sostenibilidad figuran en el plan en el que, según Gessler, “pueden apreciarse los valores europeos”.
El nombre de la federación, European Fashion Federation, ha sido decidido y anunciado este martes de mutuo acuerdo entre los distintos participantes (ocho países impulsores y otros 20 que respaldan las iniciativas), que tratan de hacer un frente común a los desafíos que atañen a la industria. Así, especialistas de Macedonia, Dinamarca, Holanda, Francia o Inglaterra plantean la dificultad de mantener la independencia del diseñador en un contexto de grandes conglomerados, ponen sobre la mesa las dificultades en la continuidad de la artesanía y buscan nuevas formas de vender, adaptándose a las generaciones venideras y sus nuevas formas de consumo.
Uno de los temas que más preocupa es la sostenibilidad, cuando se conoce que la moda es la segunda industria más contaminante del planeta, responsable del 10% de las emisiones de dióxido de carbono.
“No es posible esconder la cabeza bajo tierra y encerrarte en la tradición. Tenemos que hacer cambios reales para asegurarnos que los graduados de mañana conocen las preocupaciones del sector”, reclamó Leslie Holden, director del Instituto de Moda de Amsterdam, el único que ofrece de momento una formación en economía circular.
Para muchos de los colectivos y asociaciones que se implicaron en la celebración de estas reuniones, hace ya cuatro años, ha sido un alivio saber que las preocupaciones y problemas que enfrentan las pequeñas y medianas marcas así como los creadores emergentes son las mismas en toda Europa.
“Espero que consigamos movilidad para nuestros diseñadores emergentes porque en España tenemos un montón de escuela de diseño, más incluso que Bélgica, y nos gustaría que cuando se graduen puedan hacerse un hueco en la industria”, pide Tatiana de la Fuente, responsable de relaciones externas del IED en Barcelona, que respalda también la estructura, junto a la Asociación de Creadores de Moda de España.
Especialmente desde 2008, el sistema imperante de la moda se ha visto comprometido y obligado a replantear numerosos aspectos, como el calendario de las pasarelas y el de los vendedores, cada vez más acelerados y con continuas presentaciones de colecciones, la interactividad digital en las redes sociales o la necesidad de crear nuevos tejidos.
Los campos de batalla son múltiples y todos coinciden en que la falta de una organización común ha ralentizado la creación de soluciones hasta la fecha,
De hecho, la Cumbre de Moda Europea se había convertido en el reflejo anual de las preocupaciones del sector que espera presentar la federación al público en septiembre de 2018, enfrentando los retos de la industria como un solo equipo.

jueves, 9 de noviembre de 2017

Shop Window in Milán

 Este post está dedicado a enseñaros algunos de los escaparates que más me han gustado de los que visto recientemente en Milán

















La moda no cambia tanto como nos parece

La moda no cambia tanto como nos parece. Hay una gran parte de la industria que nos vende esa idea de cambio constante, que es una de...